Actualidad

El viejo árbol de Navidad de plaza Ramírez

Actualidad

Nos acompañó durante nuestra niñez, todos los diciembre de esa bella etapa de nuestra vida, desde allí, frente a la pirámide que recuerda la gesta de Francisco Ramírez, rivalizando con ella durante esos festivos días de diciembre. Se dice que este hermoso ejemplar comenzó a ser utilizado como “Árbol de Navidad” durante la intendencia de Juan E. Lacava y continuó hasta entrada la década de 1980, cuando, seguramente debido a sus años y a falta de cuidado y mantenimiento, empezó a ser invadido por plantas parásitas que poco a poco fueron terminado con su fuerza, hasta ser reemplazado por otro árboles y ahora con un artilugio de luces que nada tienen que ver con esta tradición.

Cuantas veces a su pie soñábamos con descubrir que regalos se escondían en esas cajas con moño que lo adornaban y anticipaban los regalos de Navidad y la visita del “Niño Jesús”, no de Papá Noel, que vino tiempo después, con la globalización, a reemplazarlo.

Cuantas nochecitas de verano, escuchando los villancicos que cantaban niños al pie del arbolito o la música que salía misteriosamente de las farolas de las luces, soñábamos con la Navidad y esas vacaciones ganadas a fuerza de estudiar durante todo el año. Hoy, el árbol no esta más vestido para la ocasión, pero, para nosotros los que crecimos en los años 60 y 70 sigue siendo “nuestro” árbol de Navidad, y cuando lo miramos, no vemos las ramas secas y las barbas parásitas colgando de él. Lo vemos adornado, con regalos y luces, como fue este árbol que nos acompañó en nuestra niñez y represento, con su aparición, el comienzo de una época muy hermosa que permanece para siempre en nuestro corazón

¡Feliz Navidad para todos los creyentes! Son los deseos de Virginia y de Carlos.

Compartir por